Vídeos Trade Esportivo

Apuestas con handicap asiático









Assistir o Conteúdo Apuestas con handicap asiático.

Amplía información en:

Sitio web:
Facebook:
Twitter:

En este vídeo analizaremos a fondo las apuestas con handicap asiático, veremos qué características presentan, las dificultades que podemos tener así como los diferentes tipos de handicap asiático que existen desde un enfoque intuitivo, fácil de entender y recordar, desarrollando ejemplos prácticos.

¿Qué son las apuestas con handicap asiático?

Las apuestas con handicap asiático son un tipo de apuestas con handicap y presentan las siguientes características:

Solamente se puede apostar a la victoria de uno de los dos equipos o jugadores. Se elimina la posibilidad de apostar al empate.
Después de aplicar el handicap al resultado del encuentro existe la posibilidad de que el resultado final a efectos de apuesta sea un empate. En esos casos, la apuesta se considera nula y se reembolsa el importe apostado.

Tipos de handicap asiático

Vamos a resumir todas ellas en tres posibles grupos ya que es mucho más intuitivo, más fácil de entender y de recordar.

I. Handicap asiático x (número entero)

En este grupo incluimos las apuestas que tienen como handicap asiático un número entero sin decimales, es decir (…, -3, -2, -1, 0, +1, +2, +3, …).

El cálculo de la apuesta es igual que las apuestas con handicap normal: al resultado se le aplica el handicap y se obtiene el resultado final a efectos de la apuesta. Entonces, vemos si hemos ganado o perdido la apuesta. Salvo que, como no existe la opción de apostar al empate, si el resultado final ajustado a efectos de apuesta es un empate, la apuesta se considera nula y se devuelve el importe apostado.

Veamos a continuación un ejemplo con tres casos posibles:

En un encuentro entre el equipo A contra el equipo B,
Si decidimos apostar por el equipo B con un hándicap de +3. Al resultado del encuentro 2 a 0 habrá que sumarle el hándicap, siendo el resultado final con hándicap, 2 a 3 y por tanto hemos ganado la apuesta.
En cambio, si decidimos apostar por el equipo B pero esta vez con un hándicap de +2, el resultado final con hándicap, sería de 2 a 2. Como es una apuesta con hándicap asiático, al quedar empate, la apuesta se considera nula y recuperamos el dinero invertido en la apuesta.
Por último, si decidimos apostar por el equipo B pero esta vez con un hándicap de +1, el resultado final con hándicap sería de 2 a 1 y perderemos la apuesta realizada.

II. Handicap asiático x.5 (fraccionado)

En este caso al número entero se le ha añadido 0.5, es decir (…, -3.5, -2.5, -1.5, -0.5, +0.5, +1.5, +2.5, +3.5, …). También existe la notación X ½ pero es simplemente otra forma de representarlo, todo es exactamente igual.

De esta forma, añadiendo 0.5, se elimina la posibilidad de apuesta anulada.
Es decir, ya no puede darse el caso donde el resultado final ajustado sea un empate y por consiguiente no hay opción de que se produzca una apuesta anulada.

Continuando con el ejemplo anterior, en este caso tendríamos:

Si apostamos por el equipo B con un hándicap de +3.5, el resultado final con hándicap sería de 2 a 3.5 y por tanto ganaremos la apuesta.
En cambio, si decidimos apostar por el equipo B, pero esta vez con un hándicap de +2.5, el resultado final con hándicap sería de 2 a 2.5 y ganaremos la apuesta. En este caso, ya no hay posibilidad de apuesta nula, como ocurría con el grupo anterior.
Por último, si decidiésemos apostar por el equipo B, pero esta vez con un hándicap de +1.5, el resultado final con hándicap, sería de 2 a 1.5 y perderíamos la apuesta realizada.

Para aprender cuando utilizar este tipo de apuestas, entra en nuestra web

Bien, ya solo nos queda por ver el último grupo: el hándicap asiático dividido o de cuartos.
Pero éste, lo trataremos en otro video, ya que se trata de apuestas más complejas, indicadas para apostantes expertos que dominen ampliamente los hándicaps visto hasta ahora.

Entra en para ampliar información y acceder a contenidos exclusivos.

Vídeo do canal Apuestarea.







1 Comentário